Reflexiones sobre una escena de Holiday Inn (1942)

Estaba pensando que escribir en la reseña de este film para el otro blog en el que participo (Aqui la reseña y el film por si quieren verlo) cuando realmente se me ocurrió esta entrada que no puede ser catalogada como critica porque realmente no estoy comentando todo el film, sino una escena que me llamo la atencíon.

Jim Hardy, Interpretado por Bing Crosby va a recuperar a su amada, Linda Mason, (interpretada por Marjorie Reynolds) de las garras de ¿El malvado? Ted Hanover interpretado por Fred Astaire y de la supuesta fama instantánea que representa ser una novel estrella de Hollywood, por eso irrumpe en el Studio y luego de distraer a Hanover se mete en el Set de filmación en donde casualmente esta recreada su posada con todo lujo de detalles, el lugar donde por primera vez Jim y Linda entonaron su canción “white Christmast” y se conectaron románticamente. Justo Linda comienza a interpretar el tema nuevamente pero esta vez sin la compañía de Jim.

Entonces quiero detenerme acá y dejarles la intriga sobre que sucede después, para que vean el film de Mark Sandrick.

Lo que adoré de esta escena es la magia que se genera adentro del set, y como eso le da un marco mas espectacular al momento. Jamás pise un estudio de filmacion de las características y dimensiones como el que se muestra en esta escena y realmente espero que algún dia pueda hacerlo aunque lo unico que hoy se ve en un set son todas pantallas verdes y no una elaboracion como la de este film clásico.

holiday inn studioCuando la nieve comienza a caer de ese techo toda falsa, inverosimil y artificial, mi corazon no hace mas que añorar una filmación como esa, realmente los envidié a Astaire y Crosby por toda esa magia que sus ojos vieron.

Lo único que resultaba inverosimil en la escena es el desprecio que Jim Hardy muestra por todo ese despliegue cinematográfico, por toda la parafernalia, cuando el director le cuenta como la construyeron, pero no podemos criticarlo porque no todos quieren estar en un set y ciertamente iba en contra de su personaje y su desarrollo dejarse llevar por el artificio de Hollywood…cosa de escritores. Sin embargo adoro ver cuando una película se autoreferencia y se denuncia así misma como ilusiones a veinticuatro cuadros por segundo.

Anuncios

Comentando una escena de Liberal Arts (2012)

Aveces pienso que el cine se pasa muy rápido, enseguida estamos buscando que será lo próximo a ver, el próximo estreno y dios sabe que le doy un excelente uso a mi cuenta de Netflix.(como es el presente caso de hoy). Creo que algo parecido sucede con los reviews y las criticas cinematográficas: si no es una recomendacion por encima repasando las cualidades del film casi siempre parecen reducirse a la actuacion, la direccion, la banda sonora, el argumento, y siempre los mismos tópicos en variantes diferentes, en demasía tiende a volverse algo repetitivo. Por eso hoy no estoy para hacer una crítica filmica sino para comentarles una secuencia que me pareció interesante de un film.

Estaba mirando Liberal Arts, una pelicula de cine americano Indie, bien de Sundance, con el protagonista de How I met Your mother y Elizabeth Olsen (la hermana Olsen que me cae simpática) y de repente el protagonista, se queja de cómo ella con sus 19 años fue capaz de leer una novela de vampiros como esa (sin decir el titulo todos sabemos que aluden a crepúsculo, porque hasta aclaran si no viene en una trilogía) y hacen una apuesta de comentarla luego de que el termine de leerla. El director remata la secuencia con ellos sentados en un bar y ella dando sus argumentos: Que fue divertida, que no es television y que millones de personas la leyeron y el diciendo que es lo peor de la lengua inglesa, para luego terminar discutiendo sobre el snobismo y la literatura o porque perder el tiempo en esa clase de discusiones.

Lo cierto es que esa escena (y varias del film) que sin ser una comedia jocosa te saca varias sonrisas, que hicieron me identificara bastante porque en un serio momento de autocritica: TENGO UNA DEBILIDAD POR LA LITERATURA BERRETA. Tomese el adjetivo Berreta como algo cariñoso dedicado a autores que no son grandes proceres de la literatura contemporánea y que encabezan las listas de los mas vendidos, (y eso tambien incluye las sagas juveniles). NO PUEDO EVITARLO es mas fuerte que yo, alternar entre Jane Austen, Fitzgerald y Saramago alguna que otra saga, o novela bestseller de calidad cuestionable.
Lo cierto es que los otros dias pensé: un dia me va a dar verguenza a mis 28 años estar comprando una novela de adolescentes o destinada al publico juvenil y voy a decir: “es para mi hermana pequeña imaginaria que tiene un gusto discutible en relacion a la literatura”, pero mientras tanto se que voy a disfrutar leyendo o asombrarme como un producto de tal calidad es un best seller o e pocas palabras; la esté rompiendo.

La cultura de masas es un fenómeno poderoso que llama mi atencion desde siempre ¿¡porque algo se vuelve una moda!? ya se que Roland Barthes se encargó de explicarlo pero de vez en cuando me gusta ponerlo a prueba en una investigación de campo, y ahi es cuando mi literatura berreta es mi buena compañia. Supongo que son epocas, como cuando las novelas de misterio eran algo pulp o el terror no estaba de moda en cine y era mala palabra ser director de peliculas de terror.

Como sea esa escena me llegó, tal vez si  Zibby el personaje de Elizabeth Olsen le hubiese contestado: “es que estoy haciendo una investigacion de campo sobre las modas literarias”, el personaje de Josh Radnor se hubiera exasperado un poco menos con el asunto.

Sepan desde ya que se van a encontrar con criticas de literatura berreta en este blog.